Loading...

miércoles, 2 de marzo de 2011



En el culmen del fuego,
Nuestro interior clama por salir de las profundidades
Hacia el devenir de los tiempos.
En el funeral de Dios supimos cuantas ovejas
Se desparramaron en la oscuridad.
Capa larga y bastón de marfil,
La noche inspira los dones celestiales
Que crean la belleza infernal.
Los demonios, las brujas, los condenados
Las putas, el alcohol, el juego
Blasfemias del diablo,
Frente a las bienaventuranzas del señor.
El baile de los malditos
Ya ha empezado,
Y creo que la hora de negarse
Tres veces antes de que cante el gallo
Cuestionara la vida y la muerte,
Carpe diem
Y que comience la ceremonia.

1 comentario: